CBD y el deporte

Escrito por Anden Naturals

Basados en diversas investigaciones científicas, compartimos cuatro razones por las que el cannabidiol o solución oral  de CBD podría ayudar a mejorar tu rutina física. Y, si eres atleta, no te preocupes: se trata de una sustancia que ya es aceptada en el ámbito olímpico.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no solo fueron diferentes porque se realizaron en plena pandemia, en julio de 2021, un año después de lo previsto. También fue una edición singular porque, por primera vez en su historia, los atletas que participaron en las competencias deportivas más importantes del mundo no tuvieron ningún impedimento para consumir productos basados en cannabidiol (CBD) para controlar el dolor o ayudar a superar lesiones [1].

La modificación en las estrictas normas de control antidoping de las autoridades olímpicas fue posible gracias al cambio de la normativa que hizo la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) en 2018, cuando anunció que eliminó de su lista de sustancias prohibidas al cannabidiol, el compuesto de la planta de cannabis sativa que no posee efectos psicotrópicos eufóricos en las personas [2].

Esta decisión fue tomada luego de que el organismo antidopaje reconociera los efectos beneficiosos que el CBD proporciona a los deportistas de élite en lo que se refiere, por ejemplo, a su acción antiinflamatoria y analgésica, lo que en la práctica deportiva se traduce en un alivio eficaz del dolor crónico y la inflamación tras las competencias o las duras jornadas de entrenamiento.

Pero estos beneficios no solo favorecen a los deportistas profesionales. Cualquier persona que practica deporte ha experimentado alguna vez dolores en las articulaciones o en los músculos luego del ejercicio. También es usual que se produzcan traumatismos, como esguinces o desgarros, o sencillamente se necesita un descanso reparador para recuperarse del esfuerzo físico.

En ese escenario, el CBD podría ser  un aliado importante no sólo para superar lesiones, reponerse físicamente o facilitar el descanso, también es un adyuvante  al uso de opioides o de antiinflamatorios que pueden generar efectos adversos o una alternativa para aquellas personas alérgicas a estos medicamentos.

Alivio del dolor crónico

Los dolores musculares son habituales luego del ejercicio físico. Muchas veces estos pueden derivar en dolores crónicos (más de 03 meses de duración)  que afectan la vida cotidiana de un deportista ocasional o perjudicar la carrera de un atleta profesional.

En ese caso, las propiedades analgésicas del CBD son usadas como adyuvantes al tratamiento analgésico convencional  para paliar el dolor crónico. Así lo demuestra un estudio realizado en 2020 en Nueva Zelanda. Más de 400 personas que padecían de diferentes tipos de dolores no relacionados con cáncer, tomaron aceite de CBD. ¿El resultado? Una mejora notable del dolor y de otros síntomas como la ansiedad y la depresión [3].

Además, las personas manifestaron no haber padecido efectos adversos, destacando más bien efectos secundarios positivos, así como un incremento del sueño y del apetito.

Ayuda al descanso

Las personas que practican deporte necesitan descansar bien, estar relajadas y tranquilas para desenvolverse cada vez mejor en sus entrenamientos y rutinas. En ese sentido, las investigaciones permiten sugerir que el CBD podría incidir positivamente en el manejo del estrés que genera la presión por rendir cada vez más y mejor.

Un artículo de la Revista Brasileña de Psiquiatría de 2012 [4] reseña los resultados de varios estudios científicos en los que el uso del cannabidiol repercutió positivamente en el comportamiento emocional de las personas, ayudándolas a mejorar su estado de ánimo y a combatir problemas de ansiedad y tensión de una forma poderosa y natural.

Relajante muscular

Luego de una intensa sesión de ejercicio físico no es inusual que los deportistas padezcan de calambres o espasmos musculares. Para revertir estas desagradables consecuencias del entrenamiento se suele recurrir a estiramientos o a la aplicación de hielo en la zona afectada. El CBD también podría ayudar a solucionar estos problemas.

Según un estudio realizado en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sidney (Australia), el cannabidiol puede ejercer las funciones de relajante muscular [5]. La investigación señala que, al interactuar con un grupo de neurotransmisores del sistema nervioso, llamados receptores GABA-A, el CBD puede contribuir a la relajación del cuerpo y los músculos cuando estos se encuentran en tensión como consecuencia de varias circunstancias, entre ellas la actividad física.

Reduce la inflamación

Tras la práctica del deporte, sobre todo cuando este se realiza con mucha energía y es de alto impacto, es habitual que se produzcan procesos inflamatorios en diversas zonas del cuerpo. Usualmente, para atenuar estas molestias, se recurre a antiinflamatorios no esteroideos. El más usado: el ibuprofeno. Pero este fármaco, con el transcurso del tiempo, puede producir molestos efectos secundarios -lesión de la mucosa gástrica que puede devenir en sangrado gastrointestinal- o incluso las personas llegan a desarrollar alergias a este medicamento. Por ello el CBD y sus propiedades antiinflamatorias cobran especial importancia como potencial alternativa.

En 2010, un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Sur (USA) reveló las propiedades del cannabidiol para provocar el proceso de muerte y renovación celular (apoptosis) y estimular las células T que forman parte del sistema inmunitario, de tal forma que se ralentiza y disminuyen los procesos inflamatorios [6].

Por eso, si eres un deportista habitual o de alto rendimiento, consulta con un médico si puedes sumar a tu rutina el aceite de cannabidiol o CBD para mejorar tu recuperación. . Comunícate con un doctor especializado en cannabis medicinal aquí. (https://www.tuaura.com/)

REFERENCIAS

[1] https://www.forbes.com/sites/ajherrington/2021/07/21/cannabis-takes-the-world-stage-at-the-tokyo-olympics/

[2] https://www.wada-ama.org/es/content/lo-que-esta-prohibido/prohibidos-en-competicin/canabinoides

[3] Cannabidiol prescription in clinical practice: an audit on the first 400 patients in New Zealand. Royal College of General Practitioners. 2020.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7330185/

[4] Cannabidiol, a Cannabis sativa constituent, as an anxiolytic drug. Revista brasileira de psiquiatria. 2012.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22729452/

[5] The direct actions of cannabidiol and 2-arachidonoyl glycerol at GABA A receptors. Pharmacological research. 2017.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28249817/

[6] Cannabinoids as novel anti-inflammatory drugs. Future medicinal chemistry. 2010.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2828614/