Caso de éxito: recuperar la calidad de vida

Escrito por Anden Naturals

Ofelia Orellana, usuaria de productos naturales de uso en salud  de Anden Naturals, consume productos derivados de  cannabis para uso medicinal. Gracias a productos con contenido de CBD y THC ha recuperado la fe en que es posible vivir con calidad de vida

En el año 2018, después de realizar una mudanza, Ofelia Orellana sintió un dolor insoportable en la columna. Una consulta posterior con el médico le detectó dos enfermedades: espondiloartrosis y una radiculopatía. Son dolencias que atacan el sistema osteoarticular y el sistema nervioso, produciendo espasmos dolorosos, que a veces se sienten como electricidad. El médico le administró medicamentos orales e inyecciones intramusculares para bajar el dolor, como gabapentina, amitriptilina, metamizol y tramadol, pero estos solo la calmaron por un tiempo pues los dolores regresaron e inclusive más fuertes.

¿Qué sabías hasta ese momento del cannabis medicinal?

En realidad, muy poco, casi nada. Había escuchado por ahí alguna información conversando entre amigos, pero nada claro. Había escuchado que el aceite de cannabis era muy bueno para tratar diversas enfermedades y hasta dolor crónico, como era mi caso.

¿En qué momento de tu dolencia crónica elegiste probar con el cannabis medicinal?

Llegué a una etapa en la que ningún medicamento ni terapia física podían controlar el dolor. Y, a su vez, esto se volvía más fuerte cada día, afectando mi vida personal y laboral. Así que decidí, ¿por qué no?, probar el aceite de cannabis, no perdía nada, me dije.

¿Qué probaste, CBD, THC, en qué dosis?

 Luego de pasar una consulta con quién hoy es mi doctora, me recetaron según mi historial clínico CBD y THC. En dosis de CBD al 10% y THC al 2.5%, 6 gotas sublinguales de día y 6 gotas sublinguales de noche, todos los días.

¿Cuáles fueron los resultados? ¿A partir de qué día, semana o mes empezaste a sentir mejora?

Luego de 5 semanas de tomar el aceite de cannabis todos los días comencé a

sentir la mejora, ya podía manejar mi dolor, podía caminar tranquilamente sin el temor de que el dolor regrese. Comencé a dormir mejor y la depresión y la ansiedad también disminuyeron notoriamente.

¿Cómo llegaste a Anden Naturals?

Llegué a Anden Naturals por una compañera de trabajo. Un día, conversando un poco, le comenté que era hora de mis inyecciones y me preguntó, “¿qué me sucedía?” Le conté un poco sobre mis enfermedades y me recomendó Anden, Naturals. Me dio los números telefónicos, así que me dije, ¿por qué no?

¿Cómo fue tu experiencia con Tu Aura, el consultorio virtual?

 Estupendo, desde el primer día que me puse en contacto con el equipo de Tu Aura me brindaron la asesoría necesaria, la seguridad, que dada mi condición había perdido un poco y sobre todo me dieron la tranquilidad que se necesita al iniciar un nuevo tratamiento.

¿Cómo te sientes hoy?

 ¡Feliz! Mi calidad de vida es otra, puedo realizar mis actividades diarias sin tener miedo de que tenga alguna crisis aguda por las enfermedades. Me siento con más ánimo, con más ganas de seguir recuperándome y avanzar. Sé que es un proceso largo, pero estoy segura que voy por buen camino.